El domingo pasado leí una nota periodística que decía que uno de los grandes problemas de México en la actualidad es la corrupción política.  En realidad, la corrupción se halla tan extendida que ha contaminado gran parte de la sociedad.

En un mundo, ya que estas cosas no ocurren solamente en México, en que que la picardía y el no cumplir las reglas son vistos como una forma de inteligencia, es raro encontrar personas que se sientan orgullosas de poseer un valor como la honestidad.

De hecho, uno de los grandes problemas de la sociedad contemporánea es la falta de valores, y de educación en valores, pues estos valores no se practican y tampoco se difunden entre los niños.

Para cambiar la sociedad es necesario comenzar por cambiar nosotros mismos, y educar a nuestros hijos en valores positivos, y no enseñarles a sacar ventaja de cada situación para su beneficio personal.

Si alguien sabe de esto es Álvaro Suárez, un ciudadano de Nuevo León que hace poco más de una década creó la Fundación 5X, dedicada a brindar asistencia social y educativa y que en estos años logró beneficiar a casi tres millones de personas.

Para Álvaro Suárez no se trata simplemente de ayudar; además hay que difundir valores.  Para eso creó un personaje de ficción: 5X5X es un superhéroe urbano, un luchador de lucha libre que cada día enfrenta y vence a los malos.  Pero luego, les explica a los niños de dónde proviene su fuerza: no de una piedra mágica o un súper alimento sino… ¡de los valores!

Y entre estos valores, la honestidad ocupa un lugar principal.

Haz como Álvaro Suárez: habla con los niños y los jóvenes, aliéntalos a ser honestos y trabajar por su crecimiento y desarrollo profesional, a ser felices encontrar nuevas oportunidades cada día viviendo una vida basada en valores.

Como dijo el mismo Álvaro Suárez, actual candidato a senador por Nuevo León: “Hablar de honestidad es hablar de salir del círculo vicioso de la falta de participación, tener una vida productiva.  Es hablar del cambio.  Porque el cambio es riqueza… ¡en todos los sentidos!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *